Publicado el: 16 Octubre, 2015

Hay un dicho que dice: “Si vienes a Aguascalientes y no vas al Merendero San Marcos, no fuiste a Aguascalientes”. Así de tradicional es este lugar, fundado por el señor Rosendo de Anda Terán en 1982.

Los retos durante la infancia de don Rosendo lo convirtieron en un hombre trabajador y dedicado. Por eso, cuando arrancó su negocio con un préstamo de cinco mil pesos, pudo salir adelante. Ahora, sus hijos siguen su ejemplo y lo ayudan en el merendero.

“Nosotros nos hemos sostenido por el servicio y la botana que ofrecemos”, explica De Anda.

Sus platillos clásicos son los chiles San Marcos, el chamorro, el molcajete a la barbacoa y el cabrito. Una de las principales características de este establecimiento es que cada seis meses cambia sus botanas para brindar una mayor variedad a sus visitantes.

El reto más importante al cual se enfrenta Merendero San Marcos es el mantenerse bien posicionado. Para lograrlo, día con día su personal hace todo lo posible para que cada uno de los comensales salga contento y bien servido.

La mayor satisfacción del fundador de este negocio es haber podido compartir su trabajo con su familia. Sus hijos René, Omar, Claudia y Cinthya consideran que tener un sitio lleno de tradición y poder trabajar en él, junto con sus padres y hermanos, ha sido lo más gratificante.

Al hablar sobre el premio que se le otorgó por su trayectoria, don Rosendo expresa emocionado: “Me siento muy satisfecho y feliz”.

Merendero San Marcos