Publicado el: 13 Abril, 2017

Cuando uno piensa en el gran negocio de la Feria de San Marcos, se le vienen a la cabeza los bares, restaurantes y antros que rodean el perímetro ferial; sin embargo, la derrama económica de esos días se reparte mucho más de lo que pensamos y su destino no siempre es tan obvio.

Además de los comerciantes que año con año buscan un lugar en el pabellón hidrocálido, los corredores de la Megavelaria u otras áreas comerciales de la feria, están las empresas que prefieren alejarse del bullicio de estos espacios para ofrecer sus servicios, apoyadas en la tecnología.

Transporte privado a la carta

La aplicación para compartir auto Uber ya probó el sabor de la feria el año pasado. Su debut fue tan aplaudido como criticado. La empresa venía a ofrecer una alternativa al transporte público y a los taxis, que en la temporada ferial se encuentran saturados y pueden llegar a ser extremadamente caros dependiendo del trayecto.

Uber se presentó como una opción más cómoda y más accesible para los feriantes al contar con una aplicación móvil y ofrecer una forma distinta de pago al efectivo; sin embargo, la “tarifa dinámica” provocó el descontento de muchos de sus usuarios en la entidad, quienes pagaron hasta cuatro veces el precio común.

La razón fue la sobredemanda de vehículos. Julio, conductor de Uber desde mayo de 2016, platicó con Líder Empresarial y explicó que en la pasada edición de la feria, la compañía contaba únicamente con 300 vehículos en operación, por lo cual era inminente el incremento de la tarifa.

Para reducir esto, Uber trajo a conductores foráneos para prestar servicio en la feria según cuenta Julio. “Nos sorprendimos cuando vimos placas de otros estados. Yo vi placas de Guanajuato, del Distrito Federal, del Estado de México y de Guadalajara”.

Así, muchos asociados que esperaban rentabilizar al máximo esas fechas resultaron decepcionados al constatar que el pastel estaba demasiado repartido, algo que ya se ha convertido en la realidad de un negocio que cuenta con un estimado de 2,500 vehículos en la ciudad.

También hay que tener en cuenta la llegada de la competencia con CityDrive y Cabify. Esta última llegó a Aguascalientes en noviembre de 2016 con un servicio similar y algunas ventajas competitivas como la ausencia de tarifa dinámica y un servicio más completo. Recientemente, la empresa española decidió apostar por México y realizó una importante inversión en el país, lo cual propició una reducción en sus tarifas.

Dormir como en casa

A la verbena abrileña llegan más de 8 millones de turistas. Durante las tres semanas que dura, los 87 hoteles que hay en el estado se saturan y elevan sus costos.

Los hidrocálidos han encontrado una oportunidad de negocio al ofrecer opciones de alojamiento más baratas para los turistas. Para tal efecto, los renteros se apoyan de plataformas en internet como Airbnb o Tripadvisor, que permiten colocar sus anuncios sin ningún requisito más que una cuenta.

Los interesados registran el inmueble, suben fotos, ajustan el precio y se limitan a esperar las solicitudes.

El año pasado, Airbnb, la más solicitada de las dos, registró un aumento del 350 por ciento en cuanto a registro de propiedades en renta, al pasar de 37 casas en febrero a 130 en abril por temporada ferial.

Este año, la cifra se muestra muy por debajo de los niveles de 2016. Hasta el 28 de marzo se encuentran solo 19 anuncios de hospedaje en la ciudad, de los cuales once son renta de casa entera, siete de habitación privada y solo una de habitación compartida. Las tarifas van desde los 2,800 hasta los 300,000 pesos por noche.

Agencias de viaje

Aguascalientes se caracteriza por ser una ciudad tranquila; no obstante, en temporada de feria, el ambiente suele ser distinto.

Esta fiesta atrae a una gran cantidad de gente, pero también hace que muchos aguascalentenses salgan de la ciudad porque consideran el periodo ferial estresante. Es por eso que abril es una de las mejores temporadas de ventas para las agencias de viaje.

De acuerdo con el presidente de la Asociación Mexicana de Agencias de Viajes en Aguascalientes, Francisco Javier Martínez, en esas fechas Vallarta es el destino más solicitado por los hidrocálidos: mientras que en una salida rutinaria salen 15 autobuses hacia ese destino, en las tres semanas que dura la feria salen hasta 500 colectivos.

Entre los planes más populares se encuentran los familiares, que van desde los 3,700 pesos por 3 noches y 4 días, hasta los 120,000 pesos por semana en destinos exclusivos.

Para los turistas que vienen a la entidad, las agencias de viaje también ofrecen paquetes turísticos, ya sea para visitar los municipios o la capital.

“Esto es también muy socorrido, la gente viene a la feria; pero al día siguiente se quiere ir a comer o a hacer un tour por Calvillo o San José de Gracia”, afirma.