Publicado el: 9 noviembre, 2017

Por Germán Rebolledo

Uber sigue innovando para alcanzar el cielo. La empresa estadounidense en el último año se ha visto envuelta en una oleada de escándalos y polémicas que han derivado en acusaciones de acoso sexual y una demanda de Google; se piensa que la empresa de San Francisco robó tecnología e imitó las patentes de este gigante de los motores de búsqueda.

Sin embargo, la empresa de transporte sigue creciendo y tiene miras hacia el futuro; durante el Web Summit de Lisboa, Uber ha presentado el ambicioso proyecto de un servicio aéreo que podría llegar a Los Ángeles en 2020. Se estima que en tres años UberAir haga sus primeras pruebas en ciudades como Dallas, L.A. e incluso Dubai.

Este plan futurista, consiste en pequeñas aeronaves con una gran semejanza a los helicópteros (aterrizaje vertical) y que operan como avionetas al surcar los cielos. Estos vehículos de 4 pasajeros, tienen como objetivo conectar ciudades cercanas, a un precio parecido al de UberX.

Para el desarrollo de esta división, se ha iniciado una alianza estratégica con la NASA para desarrollar sistemas de gestión de tráfico aéreo, resaltó en este evento el líder de proyecto Jeff Holden. En el sector privado, son cinco las empresas que se han asociado a Uber para hacer prototipos, dentro de las que se encuentran Mooney y Bell Helicopter, Pipistrel Aircraft, además de Embraer y Aurora Flight Sciences.

¿El futuro del transporte ha llegado?