Publicado el: 17 mayo, 2017

Tras cumplir un año de operaciones en su planta de México, KIA Motors ha superado las expectativas de producción de forma considerable. Durante este período, la compañía coreana fabricó más de 170 mil vehículos, lo cual se dio principalmente por la demanda del modelo Forte, que rebasó de forma considerable el estimado inicial de producción, que era de 90 mil unidades por año.

Tan sólo durante 2016, esta compañía asiática produjo 107 mil 500 vehículos en cuestión de 7 meses, ya que su ingreso al mercado comenzó en mayo de ese año. Para lo que va de 2017, KIA ha destronado a marcas con mayor antigüedad en el país como Toyota y Mazda, colocándose como la séptima productora de autos en México.

Con este crecimiento, KIA Motors ha incrementado su catálogo de producción, con modelos como el Forte Sedán y HB, Río Sedán y Hatchback, cuyos principales mercados comerciales son las exportaciones. El 90% de los autos producidos en KIA México van a Estados Unidos, Canadá y sectores estratégicos en Latinoamérica y Medio Oriente.

Para finales de este año, el corporativo en México espera que su producción aumente a 300 mil unidades ensambladas, con lo que su participación en el mercado nacional cubriría un 8% en la  producción total de autos en el país, lo cual rebasaría los 3.5 millones de vehículos.