Publicado el: 10 Enero, 2017

Los conflictos legales han sido constantes para Luis Armando Reynoso Femat desde finales de su administración como gobernador de Aguascalientes. El proceso penal que ahora enfrenta lo vincula con malversación de fondos y ejercicio indebido del servicio público. 

El desvío de 13, 800,000 pesos por la falsa compra de un tomógrafo provocó que el Juzgado Segundo de lo Penal dictara una nueva sentencia de seis años con nueve meses de cárcel al ex funcionario, quien actualmente enfrenta tres procesos legales en libertad condicional.

Con base en sus antecedentes penales, la reclusión de Luis Armando Reynoso parecería un proceso inevitable. Sin embargo, el ex gobernador ha presentado amparos en cada proceso legal que ha atravesado. Un especialista en derecho penal explicó a Líder Empresarial en qué consistirá este nuevo procedimiento, el cual podría tomar más de 6 meses para resolverse.

¿Qué tan grave es la pena?

El Código Penal del Estado establece que una sentencia de más de 5 años no se puede conmutar, es decir, no puede reducir el grado de su pena. Si se establece firmemente la culpabilidad de Luis Armando Reynoso, no habría alternativa para ser recluido, sin embargo, todavía puede apelar la condena. En ese caso, ¿cuáles son los pasos a seguir?

Las opciones de Luis Armando

Las penas de prisión se imponen con base en el hecho que se haya cometido, pero también debido al nivel de culpabilidad. Una vez señalada la condena de 6 años y 9 meses de cárcel, Luis Armando tiene 10 días hábiles para presentar una apelación. Esto significa entregar una solicitud a los magistrados para que confirmen la sentencia, la modifiquen o la revoquen por considerarla arbitraria.

Si esta opción funcionara el delito se descartaría. No obstante, este recurso podría estar agotado para el ex gobernador, ya que en un comunicado de la Fiscalía General, la juez segunda de lo penal declaró que existen evidencias suficientes para acreditar el desvío.

Sin embargo, Gastón Zamarripa Ortiz, abogado de Luis Armando, explicó en una carta a los medios de comunicación que las declaraciones de la juez violentaron el principio de presunción de inocencia al hacer público un proceso que está aún sin definirse. Mientras tanto, los representantes legales del ex mandatario ya han presentado la apelación además de una fianza.

En caso de que este recurso no funcione, Reynoso Femat tendría 15 días hábiles para presentar su amparo, con el cual buscaría reducir la culpabilidad de su delito debido a la falta de pruebas. Si recurre a esta herramienta legal, podría reducir su sentencia e incluso evitar la cárcel por medio de fianza.

Con el uso del amparo, el resultado definitivo de la sentencia tardaría hasta 6 meses para conocerse.

¿Y si el amparo no procede?

Si la apelación y el amparo no funcionan, Luis Armando tendrá que pisar la cárcel. Sin embargo, podría buscar la reducción de su sentencia a través de la reparación de daños –el especialista en derecho penal explica que el principal fin de una pena no es el tiempo de reclusión, sino la recuperación de los daños provocados–.

Al elegir la reparación, las propiedades del ex gobernador se tendrían que embargar y poner en sorteo hasta saldar el monto por el cual se le acusa. Con esta acción se estarían resarciendo los daños que provocó y podría buscar algunos “beneficios” para su sentencia, entre ellos la reducción de su condena.