ARTÍCULO DE PORTADA
Gigante Verde
El pionero en el reciclaje de plásticos en Aguascalientes
 

Lic. Lyly Escobedo
Revista Líder Empresarial

En la vida moderna el plástico ha constituido un fenómeno de indudable trascendencia. Hoy en día los seres humanos vivimos rodeados de objetos plásticos que en siglos anteriores no eran necesarios para la vida cotidiana. ¿Qué sería si un sólo día prescindiéramos de ellos? por ejemplo, de un automóvil, que parte de su estructura está conformada por este material, o bien una televisión, computadora, reloj, lentes, celular, garrafón de agua y un sinfín de artículos. Por tal razón se dice que vivimos en la era del plástico.

Sin embargo, así como se producen materiales de plástico, también generan grandes cantidades de basura que van a parar a los rellenos sanitarios, ocasionando su saturación. Según la SEMARNAT, aproximadamente 100 mil toneladas de los envases de plástico PET (refrescos, agua mineral, mayonesas, salsas, etc.) que se tiran a la basura en nuestro país, apenas se recicla un 20 por ciento, es decir 20 mil toneladas; cada habitante consume en promedio ocho kilogramos de PET al año.

Separar los envases y depositarlos en su contenedor para su posterior reciclado puede parecer un esfuerzo inútil si no se conocen sus beneficios para el medio ambiente. En este sentido, cada vez que se recicla un envase, se está evitando llenar los vertederos y la extracción de nuevas materias primas, además de reducir el consumo de energía y la emisión de gases de efecto invernadero causantes del cambio climático.

Frente a esta realidad, la reutilización del plástico es una importante alternativa para conservar nuestro planeta; además se convierte en una atractiva oportunidad de negocios, de hecho muchas personas han optado en reciclar, permitiéndoles generar ingresos y fuentes de empleos.

Una botella de plástico no tiene valor si se encuentra tirada en la basura, pero una vez que se recolecta puede ser vendida a las empresas que reciclan en dos mil quinientos pesos la tonelada, es decir, a dos pesos con cincuenta centavos el kilo. Después, estas botellas se transforman en materia prima útil para el sector industrial.

Hace 15 años, a raíz de que en Aguascalientes no existía alguna empresa que se dedicara a reciclar plásticos, el Sr. Jaime Ortega Hernández tuvo la iniciativa de ser el pionero y crear un negocio que precisamente realizara dicha actividad, dando origen a Recicladora de Plásticos Aguascalientes, mejor conocida como RECIPLAGS.

“La basura es un tesoro del cual muy pocas personas han descubierto su potencial. En lugar de considerarla como un desperdicio o una molestia, podemos obtener recursos económicos y al mismo tiempo preservar nuestro entorno. Muchos dependemos y vivimos de esto”, señala el Sr. Ortega.

En ese entonces visualizó que el plástico estaba sustituyendo a infinidad de materiales como el vidrio, cartón, fierro, entre otros, por tal razón, consideró que dedicarse a reciclar plásticos sería un redituable negocio.

Actualmente su área de trabajo está conformada por 18 mil metros cuadrados y se ubica en Av. Independencia Norte y Esquina Camino a Paso Blanco, Jesús María. Su equipo de trabajo está conformado por 36 personas, quienes forman parte importante para dar vida a RECIPLAGS. Además cuenta con 40 proveedores potenciales.

Es la única empresa en Aguascalientes que compra todo tipo de plásticos comunes (cubetas, sillas, mesas), plásticos técnicos (embases de refrescos, jugos, lácteos, limpieza, ganchos para colgar ropa, accesorios de la industria automotriz) y plásticos de ingeniería (celulares, calculadoras, computadoras, etc.). De hecho el 80 por ciento de desechos plásticos que se reciclan en nuestro estado, lo realiza este negocio.

RECIPLAGS se encarga de las siguientes etapas en el proceso de reciclaje de plásticos:

1. Acopio del plástico: Cabe señalar que los desechos plásticos no los compra del relleno sanitario, porque la empresa considera que el material estaría muy sucio y desprendería muy malos olores; aparte de que no sería saludable para los trabajadores. Este material va a una bodega destinada para su almacenamiento.

2. Clasificación del material: A través de una transportadora de banda, el personal separa y clasifica el material de acuerdo al tipo de plástico que el cliente requiera y elimina toda impureza que se pudiera presentar como es el caso de alguna piedra.

3. Trituración: Una vez clasificado el material en un molino especial, es reducido a un tamaño de partícula específica (1 cm). Este actividad se realiza por cada tipo de plástico…”De un millón de pedacitos triturados, tenemos como margen de error mezclar doscientas partículas pertenecientes a otros tipos de plásticos. Afortunadamente nunca hemos llegado a los cincuenta”, asegura el Sr. Jaime Ortega.

En cuanto al proceso de lavado y centrifugado del material, menciona que son servicios opcionales que brinda al cliente. Cuando el plástico se encuentra despedazado en pequeñas partes se lava con detergente. Luego es sometido a varias etapas de enjuague para retirar el jabón. Posteriormente se centrifuga para extraer el grueso del agua que le queda entre los distintos trozos molidos.

Otra opción que ofrece es el proceso de peletizado. Para esto, el plástico granulado debe fundirse y pasarse a través de un tubo delgado para tomar la forma de espagueti al enfriarse en un baño de agua. Una vez frío es cortado en pedacitos llamados pellets.

Independientemente si el cliente requirió estos tres servicios adicionales, el último paso del proceso de reciclaje que lleva a cabo la empresa es el almacenamiento. El material procesado se guarda en costales para su posterior entrega.  

RECIPLAGS, empresa de clase mundial

La empresa posee la certificación CCIC, permitiéndole exportar materiales a cualquier parte del mundo. Asimismo cuenta con el permiso de la Administración Estatal General de Supervisión de la Calidad, Inspección y Cuarentena de China (AQSIQ-2008), que le permite la entrada y salida de plásticos reciclados en este país.

Esta empresa recicla aproximadamente entre 100 y 120 toneladas de plástico a la semana, de los cuales únicamente comercializa el 10 por ciento en el interior de la República y el 90 por ciento lo exporta a China (su principal cliente), Estados Unidos, Canadá, India y Alemania.

A pesar de que el producto que maneja RECIPLAGS es basura, sus clientes consideran que sin duda es de buena calidad, ya que cumple con las características requeridas. Gracias al prestigio que goza la empresa, gente de diversas partes del mundo han acudido a este lugar…”Lo hemos logrado gracias a la capacitación que continuamente recibimos. Para nosotros es muy importante, ya que cada vez existen más compuestos del plástico, entre otros aspectos de interés que debemos conocer para ofrecer un mejor servicio”, destaca el Sr. Jaime Ortega.

Una producción casi de 500 toneladas al mes y stocks de seguridad, le permite mantener relaciones comerciales con grandes empresas ubicadas en varias partes del mundo, así como negociar programaciones de ventas anuales como es el caso de los chinos. 

Ladrillos ecológicos

Ante la necesidad de crear nuevas alternativas para mitigar los daños a nuestros ecosistemas y permita aprovechar los desechos plásticos que diariamente se generan en el hogar, comercio e industria, el Sr. Jaime Ortega realizó el proyecto denominado PLASTIBLOKS, un nuevo modelo sustituto del ladrillo de barro tradicional, que traerá importantes beneficios. De hecho, próximamente recibirá la patente de este producto.

“Con la merma que generan las empresas surgió la idea de producir algo con eso, que fuera benéfico para la sociedad. Nos llevó dos años investigar, desarrollar, fabricar la maquinaria, los moldes, hacer pruebas. Al final, afortunadamente obtuvimos el resultado que queríamos”, expresa.

La hechura del tabique rojo tradicional es un verdadero desastre ecológico, porque se hace con “humus lama”, una tierra rica en minerales que tarda cientos de años en formarse y después se quema en hornos a cielo abierto…”Los ladrillos convencionales no han evolucionado desde hace muchos años; la arcilla la mezclamos con mucha agua y luego tenemos que dejarlos secar por varios días para poder quemarlos, trayendo como consecuencia toneladas de bióxido de carbono a la atmósfera”.  

En cambio, los ladrillos reciclados son más económicos, ofrecen una mayor resistencia al fuego, ya que son térmicos, mejores aislantes acústicos y capaces de soportar un sismo. Su promedio de vida es de 500 años.

La tecnología con la que se fabrican es mucho más económica en comparación con los ladrillos tradicionales, ya que no necesita agua ni para su fabricación ni para su instalación. Otra de las ventajas es que gracias a su diseño se pueden armar con facilidad, ya que son como los juguetes lego, permitiendo la autoconstrucción.

Sin duda este tipo de tecnología ayudaría a construir viviendas en los lugares de extrema pobreza y generaría más fuentes de empleo.

Para comprobar la resistencia de este producto, próximamente RECIPLAGS construirá casas muestra y demostrar todas las ventajas competitivas que poseen estos ladrillos ecológicos.

A pesar de las adversidades, siempre hacia adelante

El Sr. Jaime Ortega, es un empresario visionario con espíritu emprendedor y comprometido con el medio ambiente, además de ser valiente y demostrar tenacidad ante las adversidades. Un claro ejemplo de lucha, fue cuando en mayo de 2005 sufrió un golpe muy fuerte su empresa, al resultar todas sus instalaciones calcinadas.

“El plástico es material altamente inflamable. Precisamente el día que ocurrió el accidente, se quemó el cerro del muerto y todos los bomberos acudieron allá. El equipo que contábamos no fue suficiente y no pudimos salvar el negocio, todo se perdió. Afortunadamente nadie resultó herido. Nunca supimos las causas del incendio”.

En aquél entonces su plantilla laboral conformada por 22 trabajadores creyó que RECIPLAGS se había terminado…”Nunca me derroté; cuando pasó el desastre les dije a mis colaboradores que no habían perdido su trabajo, al contrario, ahora había más, ya que teníamos que levantar la empresa de nueva cuenta”.
 
Con una gran satisfacción, el Sr. Jaime Ortega recuerda el gran trabajo que hizo su capital humano para sacar adelante a RECIPLAGS. Subraya que ellos son como su familia y representan una parte importante de su vida.

Comenta que en ese tiempo no debía ningún crédito, que fue un punto muy importante a su favor. Aunado a que gracias a la experiencia que tenía en el negocio del reciclaje de plásticos, a las buenas relaciones que había generado, sin duda, fueron factores clave que le permitieron empezar de nueva cuenta con RECIPLAGS…”Volver a levantar un negocio no fue tarea fácil, sin embargo mis trabajadores, clientes, familiares y amigos me demostraron mucha solidaridad, incluso mis proveedores me dieron un plazo más largo para pagarles”.

Para febrero de 2006 su negocio estaba funcionando casi al 100 por ciento. Considera que  este suceso no lo derrotó, al contrario lo fortaleció más como persona y empresario, ya que asegura que “lo que no te mata, te fortalece”.  

Creando conciencia ecológica y ayudando a la gente

RECIPLAGS siendo una empresa comprometida con el medio ambiente y viendo la falta de interés en el tratamiento de residuos plásticos, desde hace 10 años se ha dedicado a difundir un programa educativo, el cual consiste en hacer de las escuelas primarias o iglesias de Aguascalientes un centro de acopio de plásticos, ya sea de PET o PEAD. Además, crear conciencia ecológica acerca del uso de las “3 R” (reducir, reutilizar y reciclar). Y ayudar económicamente a las escuelas en diversos festejos que tienen durante el ciclo escolar.

“Con la finalidad de que los padres de familia no desembolsen alguna cuota para algún evento de la escuela, les hemos solicitado que lleven botellas de plástico. Ya que existen familias que no cuentan con el recurso económico y prefieren comer, que cumplir con la cantidad que les solicita la institución”.

Por otra parte, al recolectar residuos de plásticos en las iglesias, ha ayudado económicamente a concluir la construcción de templos…”Les pago el material casi al costo, de antemano este tipo de actividades no me resultan rentables, sin embargo, la gran satisfacción que me da el poder ayudar a la gente, no tiene precio”. 

Afortunadamente ha tenido una gran respuesta de parte de los feligreses y para recompensarlos, recientemente rifó un automóvil 2009 a la iglesia Templo del Tepeyac. La dinámica consistió en acopiar plásticos a cambio de un boleto. En total fueron 10 mil boletos, logrando recolectar 100 toneladas de basura de plástico. Sin duda fue un rotundo éxito…”En el templo les pusimos un contenedor grande y lo retirábamos dos veces por semana”, indica.

La idea que tiene el Sr. Jaime Ortega es que el próximo año donará una vivienda de interés social y para ello, invitará a nueve iglesias que se encuentran ubicadas en zonas marginadas del oriente. Los boletos no se venderán, se intercambiarán por desechos plásticos.

Otra de las actividades que piensa llevar a cabo en el 2011, es que cambiará tortillas por envases de PET…”Vamos a realizar un convenio con varias tortillerías, el cual tendrá como objetivo que la gente lleve cierta cantidad de envases de plástico a cambio de alguna cantidad designada para este alimento básico”.

Con estas acciones ha logrado modificar los malos hábitos de muchas personas en cuanto a la disposición de los envases y separar la basura…“Estamos concientizando a la población principalmente a los de escasos recursos con campañas educativas, que sepan que su basura tiene un valor tanto económico, social y cultural”. 

Por un mejor Aguascalientes

Como parte del compromiso para cuidar nuestro medio ambiente, RECIPLAGS y siete empresas más han llevado a cabo una organización denominada “Esfuerzo Ecológico”, que apoya con asesoría y capacitación a empresas, centros educativos y a la sociedad en general sobre el aprovechamiento de nuestros recursos naturales…”Sin duda, los empresarios que formamos esta asociación estamos comprometidos con la  promoción de una industria limpia y responsable”.

Y para lograrlo han organizado campañas ambientales, cuya finalidad es limpiar los entornos naturales, reforestación de lugares desmontados y concientización de la sociedad en general…“Por ejemplo con las carreras de trabajo social y ciencias ambientales pertenecientes a la UAA, estamos trabajando brigadas de limpieza algunas zonas marginadas de la zona poniente. Les hemos donado artículos de limpieza para motivarlos”.

Si alguna persona tuviera el interés de mejorar y proteger el medio ambiente, puede acudir a la fundación Esfuerzo Ecológico, concluye.

Sin duda, con el afán de seguir preservando nuestro medio ambiente, el Sr. Jaime Ortega y su equipo de colaboradores seguirán trabajando por un mejor Aguascalientes.