DE INTERÉS
Las rebeldías de los juicios en materia laboral
 

Carlos Núñez Ponce
Representante patronal del pleno de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje

Unos de los aspectos importantes a comentar es el asunto de los juicios laborales en rebeldía que se llevan a cabo ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje. En este aspecto las empresas y patrones tienen que pagar en la mayoría de los casos importantes sumas de dinero y jurídicamente hablando es poco lo se puede hacer ya que el patrón no se presentó a juicio; el presente artículo tiene como finalidad sobre todo “llamar la atención” de los empresarios para que cada día sean menos las rebeldías y más lo juicios en los que la parte patronal acuda a defenderse; a continuación daré una explicación sencilla de en qué consiste en sí un juicio en rebeldía, así como las recomendaciones para evitarlo.

El juicio en rebeldía consiste en que un trabajador o varios demandan en la vía laboral a una empresa o patrón para exigirle el pago de las prestaciones laborales. Un juicio laboral como cualquier procedimiento legal en nuestro país, es necesario notificarlo por los canales oficiales, es decir, un notificador va ha acudir al domicilio de la empresa con unos formatos oficiales a notificar a la empresa o patrón de que existe un juicio en su contra; dicha notificación por ley debe ser cuando menos diez días hábiles antes de la audiencia inicial, que es con la que se empieza el proceso; cuando el patrón decida hacer caso omiso o por cualquier circunstancia no asistir a juicio y se encuentre notificado conforme a derecho, la Ley Federal del Trabajo establece que el juicio se llevará a cabo sin su presencia o de algún representante, y por ley se considera que existe una presunción legal y humana de que lo que señale el trabajador en su demanda se tiene por cierto, así como es común que se ofrezcan como pruebas la confesional ficta del patrón, que implica que todo lo que dice el trabajador lo tiene aceptado el patrón. De lo anterior se desprende que el juicio se resolverá a favor del trabajador y lo que señala para efectos legales se tiene por cierto, lo cual en términos prácticos es lo siguiente: “El patrón pagará lo que el trabajador está solicitando en la demanda sea cierto o no”.

Las recomendaciones que se hacen para evitar un juicio en rebeldía son las siguientes:

  1. Tener a una persona ex profeso que reciba todas las notificaciones o avisos en los que se le requiera la empresa o bien, si las actividades del patrón lo permiten que él personalmente reciba dichas notificaciones; lo anterior es para que tenga un método eficaz de conocimiento de los avisos o notificaciones que lleguen a su negocio.

  2. El tiempo en estos casos es muy importante, en cuanto tengamos conocimiento de la notificación es importante canalizarla con un perito en derecho, es decir, un abogado experto en materia laboral, ya que él nos va dar los caminos a seguir y las soluciones prudentes al caso en particular y menciono lo anterior toda vez que en varias empresas lo que hacen al tener conocimiento de la notificación es recurrir al contador, al administrador, etc., cuando la persona idónea que nos va a proporcionar un dictamen correcto será un abogado que se especialice en materia laboral empresarial.

  3. Teniendo el dictamen del abogado y en el caso que sea seguir el juicio, mi recomendación es, que el patrón o representante legal de esta empresa le dé seguimiento al asunto de manera personal, contrate un abogado de su confianza que le lleve el juicio, y se presente a la primera audiencia junto con el abogado para analizar la situación.

  4. No subestimar ninguna notificación procedente de las autoridades laborales, es mejor dar seguimiento al asunto y saber que no habrá mayor problema, a que de lo contrario, con el paso de los días nos lleguen con una notificación de cumplimiento de sentencia laboral por una cantidad determinada que no se tenía pensado erogar y que hasta en algunos casos es injusta.

  5. Cuando el patrón o empresa lo considere pertinente, acudir a la asesoría laboral que los representantes patronales en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje otorgan en el estado para obtener una opinión profesional respecto del asunto en particular.

Las Cámaras de Comercio, COPARMEX, El Consejo Coordinador Empresarial y los Representantes Patronales en el estado, estamos uniendo esfuerzos para que cada día sean menos las rebeldías y más el porcentaje de patrones que asistan ante la Junta Local; esto, con el fin de evitar que las empresas a consecuencia de estos juicios tengan desequilibrios económicos que les puedan afectar en su desarrollo de actividades.