LA ENTREVISTA
Buró de Crédito:
Seguridad, confianza y eficiencia
 

En todas las ocasiones que hemos llegado a solicitar un crédito, la empresa acreedora nos indica que tendrá que consultar en “buró de crédito” pero, ¿es esto una empresa?, ¿cuándo nace, cómo es que posee nuestro historial crediticio? Líder Empresarial tuvo la oportunidad de preguntar sobre estos y otros temas relacionados con Miguel Tijerina Schon, Vocero de Buró de Crédito, la empresa más importante de México en su giro cuya base de datos es de 42 millones de registros en personas físicas y 1.6 millones en morales.

¿Qué es Buró de Crédito?

Buró de crédito es la institución responsable de recopilar, manejar, y proporcionar información relativa al historial crediticio de personas físicas y morales, ya sea de créditos al corriente o bien, de aquellos que presenten algún atraso. En realidad “Buró de Crédito” es nuestro nombre comercial. Contamos con dos sociedades: Trans Union de México, S.A. SIC y Dun & Bradstreet, S.A. SIC. La primera es uno de los tecnólogos americanos que han estado presentes en la actividad de sociedades de información crediticia durante más tiempo en Estados Unidos y tiene presencia en otros países del mundo, dedicada a la elaboración de historiales crediticios de personas físicas. La segunda se dedica a los historiales crediticios de las personas morales; ellos además son una de las empresas más antiguas en la unión americana, pues data de mediados del siglo XIX.

En México, tal como estamos conformados vamos a cumplir 11 años en este año 2007. En Trans Union (de personas físicas) tenemos más de 42 millones de registros, lo que significa prácticamente toda la sociedad económicamente activa del país; estas personas a su vez, suman más de 93 millones de créditos por lo que las empresas que quieran otorgar un crédito, lo más posible es que a la gran mayoría de las personas físicas que ellos busquen las van a encontrar con nosotros. Esa es una de las claves para el éxito de nuestro negocio, tener una masa crítica muy grande para ser eficiente y rentable.

En personas morales tenemos 1.6 millones de empresas registradas con aproximadamente 5.9 millones de créditos reconocidos. La cartera vencida es menor en personas físicas que en personas morales. El 93% de la cartera de personas físicas está al corriente y en personas morales el 86%. De acuerdo a la Ley de Sociedades de Información Crediticia se establece que los registros de personas físicas que no han sido actualizados por los usuarios (tiendas departamentales, bancos, etc.), se pueden borrar después de 84 meses ya que no se ha enviado información sobre ese registro. Por ejemplo, la crisis del ´94 ya no afecta a las personas físicas; sin embargo en las personas morales los registros nunca son eliminados y por eso es que las personas morales tienen la cartera vencida más alta que las personas físicas.

Buró de crédito es entonces, un archivo o una base de datos gigantescos, que mantiene el historial crediticio de personas físicas o morales; en otras palabras: la currícula de crédito de éstos. Lo importante para que podamos seguir dando el servicio es evidentemente el tamaño de nuestra base de datos, pues si algún usuario quiere consultar con nosotros a su cliente potencial y no lo encuentra, pues no le sirve de nada nuestro archivo ya que no podrá tomar una decisión sobre si es o no sujeto de crédito dicha persona. Otro factor importante es cuidar que nuestra base de datos sea totalmente fiel, creíble, que no tenga errores y que sea muy segura, tanto por aspectos legales como por veracidad en el manejo de la información pues ninguna empresa o persona puede consultar el reporte del historial crediticio si no se ha firmado la autorización por escrito.

Debemos ser además una empresa segurísima en todos los sentidos para que de un momento a otro no vaya a entrar un hacker y trastoque la base de datos. Hay por lo tanto un énfasis muy importante dentro de la empresa en la seguridad porque es la razón misma de la compañía. Nuestra base de datos tiene que ser absolutamente fiel respecto a lo que nos manden los dueños de la información, que son todos aquellos que dan los créditos, razón por la que la empresa está certificada por diferentes institutos tanto domésticos como extranjeros que aseguran que año con año mantengamos la calidad; de hecho, contamos con un certificado de seguridad que sólo otra empresa en México y unas cuantas poseen; este es el certificado de AENOR y por supuesto respecto a los procesos, contamos con el ISO 9001 y año con año desde que los obtuvimos, hemos ido refrendándolos para asegurar a nuestros usuarios que su información está segura y a los consumidores, que no tienen de qué preocuparse y que ningún tercero que carezca de autorización podrá ver los informes.

Por ser una empresa de servicios, es muy importante para nosotros que los consumidores y usuarios se sientan muy bien atendidos, razón por la cual hemos llegado a estándares de excelencia; por ejemplo nuestro centro de atención telefónica cuenta con una certificación que también año con año se renueva y pocas instituciones tienen en el mercado. Si eres una empresa de servicio, vives del trato que le das a la gente, de ahí que para nosotros sea tan importante.

El reporte de crédito que entregamos se divide en dos tipos: Reporte de Crédito Ordinario y Reporte de Crédito Especial. En 2006, emitimos alrededor de 1 millón 200 mil reportes de crédito especial, mismo que el consumidor tiene derecho a solicitar de forma gratuita una vez al año. El resto de las consultas, ya sea de forma electrónica o física, tienen un pequeño costo. Algo importante por mencionar es que esta cifra anteriormente citada, corresponde al 3% de la base de datos de personas físicas que tenemos; es decir, sólo un 3% consulta su Reporte de Crédito Especial. Esto denota que la gente podría no estar muy al tanto de su situación cuando en realidad es muy positivo que estén al pendiente de su condición en el buró de crédito pues así como es necesario un Currículum Vitae para ir a buscar trabajo, también se necesita una Currícula Crediticia para solicitar un crédito. Uno puede creer que es sujeto de crédito pero si una sociedad independiente e imparcial como lo es Buró de Crédito lo certifica, es totalmente diferente. El potencial prestamista a su vez tiene la seguridad sobre el historial crediticio del solicitante al visualizar cuál es el comportamiento o manejo que ha tenido éste respecto de otros créditos.

Así pues, Buró de Crédito es una herramienta que facilita mucho el trabajo y reduce el tiempo de respuesta pues nos encontramos con que hoy en día, algunas instituciones crediticias dan respuesta sobre el crédito en cuestión de un par de horas o menos. Antes para dar una tarjeta de crédito se realizaban muchos trámites que podían tardar incluso meses para verificar el domicilio, el lugar de trabajo, etc. Buró de Crédito es un catalizador del crédito mismo, es decir, damos la información base, pero la toma de decisiones depende de la empresa que otorga el crédito.

¿Cómo queda una persona registrada ante Buró de Crédito?

La forma en que una persona se integra a Buró de Crédito es cuando solicita un crédito o un financiamiento y éste es aprobado. En la actualización de la base de datos que realiza la empresa que otorga el crédito para con nosotros –que se hace una vez al mes- aparecerá ya esa nueva persona.

¿Quién regula a Buró de Crédito?

La autorización para operar como una sociedad de información crediticia la da la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, teniendo la opinión del Banco de México y de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores; por ésta última somos auditados y supervisados constantemente. El Banco de México emite ciertas reglas para nuestra operación y estamos también sujetos a la supervisión de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF). La ley todavía no permite que todas las autorizaciones expresas para la consulta de reporte de crédito se mantengan en medios digitales. En el caso de los bancos ya lo autoriza la ley y en el caso de empresas comerciales estamos esperando que por primera vez ya se nos autorice. Mientras esto pasa, nosotros tenemos bodegas de cajas con información y documentos, pues toda empresa comercial nos tiene que mandar la totalidad de las autorizaciones y nosotros lo tenemos que archivar. Estamos en pruebas piloto con una tienda comercial y la Comisión Nacional Bancaria no lo ha permitido pero en realidad todo es más fácil y eficiente por medios electrónicos.

¿Antes de Buró de Crédito, esta información cómo era manejada?

Había un acuerdo interbancario para consultarse sobre la información. Había otros elementos de la economía que también participaban en el mercado de financiamiento sin ser instituciones financieras que estaban fuera de esto y que implicaba costos muy altos y también tiempo perdido porque había investigadores que revisaban muchas cosas y hacían muy lento el proceso.

¿Ha aumentado significativamente su base de datos con el incentivo tan fuerte que se ha dado al uso de las tarjetas de crédito -y que éstas se otorgan con tanta facilidad-?

En efecto, creció fuertemente en número de registros. El 2005 cerró con 70.7 millones de registros y 2006 con 92.5 millones en personas físicas. Esto significa que sólo en el año pasado, se incrementaron dichos registros en 21.8 millones y en los diez años anteriores (1996 – 2006), aumentaron las cifras más del 500%. De los últimos años el incremento ha sido en plásticos, por el fomento del crédito al consumo.

Normalmente se tiene la idea de que quienes manejan un crédito tienen planes atrasados pero parece que esta idea o tendencia han cambiado…

Así es, la gente se ha ido dando cuenta de que si no conserva un buen historial crediticio sus probabilidades futuras de solicitar un crédito de cualquier tipo que sea, se reducen si no cuenta con un buen historial. Como menciones antes, hoy en día el 93% de los créditos de personas físicas están al corriente y el 87% en personas morales. Va surgiendo la cultura del crédito con el paso del tiempo y esto además es una consideración muy valiosa para la sociedad porque habla de la honestidad y de la responsabilidad sobre las obligaciones de cada quien y no sólo de su capacidad de pago.

¿Es favorable entonces el fomento del crédito al consumo?

Pues creo que sobre eso más bien debe la gente estar conciente sobre lo que implica contraer nuevas responsabilidades financieras. Por las cifras, sabemos que la mayor parte de las personas que utilizan un crédito saben lo que implica esta obligación aunque existe la posibilidad de que no se haga el análisis adecuado sobre el ingreso disponible y capacidad de pago por parte del deudor y que el acreedor debe preocuparse por cómo ha sido el comportamiento respecto otros créditos por parte de su cliente. Es prudencia de ambos lados.

¿Qué nos puede comentar sobre el robo de identidad?

El robo de identidad se da por diversos mecanismos y en actualmente en diversos países. Alguna de las formas más sencillas para que esto suceda, es a través de un estado de cuenta. Si alguien lo toma ya sabe el domicilio, el nombre, RFC y con eso puede hacerse de una credencial para votar falsa e ir a una tienda comercial y obtener un crédito. Otra forma es a través de Internet solicitando algunos datos a nombre de alguna institución crediticia argumentando actualización de información, que se ha ganado un premio u otro pretexto con el cual pueden obtener información personal o números de cuenta. En Estados Unidos, 9 millones de personas fueron víctimas de robo de identidad en el 2006 con un costo para las instituciones de 56 billones de dólares, lo que hace que el fraude a cada cliente en promedio fuera alrededor de 7 mil dólares. Por lo tanto, hay que tener mucho cuidado y tomar las medidas necesarias, muy sencillas: la información personal, no dársela a nadie ni por teléfono o de forma electrónica, llevar mucho orden en los estados de cuenta y si no se van a utilizar destrozarlos por completo, no sólo tirarlos a la basura. Nosotros brindamos un servicio que avisa sobre quién está consultando en Buró de Crédito. Si por ejemplo alertamos sobre que la tienda “x” ha solicitado informes con nosotros y esa persona no ha solicitado ningún crédito con esa tienda, podría entonces estar siendo sujeto de un robo de identidad y nosotros informamos en las etapas más tempranas del proceso, además de que señalamos sobre cualquier cambio que experimente el reporte de crédito. Es un servicio bastante ágil y que además ha funcionado muy bien.

Nosotros hemos tenido varios cientos de casos de robo de identidad y cuando ha sucedido en tarjetas de crédito el problema no es tan grande porque manejan un seguro, pero otros lugares no y la gente debe seguir el proceso de un litigio que puede ser muy engorroso demostrar que no eres tú, por lo que es muy importante estar al tanto desde las etapas primeras.