· Año 11 · Número 129 · Septiembre 15, 2005 ·
Otras ediciones  |  Directorio  |  Publicidad  |  Contacto  
Portada
Editorial
En Corto
La Entrevista
Tips Empresariales
De Interés
Artículo de Portada
Artículo Especial
Negocios y Competitividad
Opinión
Líderes del Mañana
Estrategias y Mercados




Lic. Jaime Gallo Camacho
Representante en Aguascalientes del FONAES
jaime_gallo@prodigy.net.mx

BUSCAR

 

El orden económico mundial y los mecanismos que se han establecido para generar y distribuir el bienestar han ocasionado una acentuada concentración de la riqueza en unos cuantos y, en consecuencia el desequilibrio, desigualdad y exclusión sociales. Ante esta situación han surgido esquemas empresariales que responden a las necesidades concretas de sectores excluidos del desarrollo que comúnmente no han tenido acceso a oportunidades de crecimiento y progreso. A estas formas de organización se les ha denominado “empresas sociales”.

Lo más interesante es que este importante sector, que adquiere distintas denominaciones, dependiendo del país y de la escuela de pensamiento, juega un papel relevante en la vida y el trabajo de muchas personas, ya sea de quienes toman las decisiones, los empleados o desempleados. Este tipo de empresas se apoyan en valores solidarios y fundamentan su acción en principios cooperativos para desempeñar una actividad empresarial en términos rentables, sustentables y competitivos en su entorno.

Definición de las empresas sociales

Para dar una definición más informada sobre lo que son las empresas sociales citaremos las palabras de Antonella Noya¹, Administradora del programa LEED (Programa para el Desarrollo Local y Empleo) de la OCDE: “Las empresas sociales son asociaciones que se organizan con un espíritu empresarial para alcanzar objetivos sociales y económicos que asumen distintas formas legales de acuerdo al país. La característica distintiva es su capacidad para diseñar soluciones innovadoras y dinámicas a los problemas de desempleo y la exclusión social, contribuyendo al tipo de desarrollo económico que refuerza la cohesión social, que es una de las facetas del desarrollo sostenido”.

Características de las empresas sociales

Las empresas sociales se caracterizan por no tener como fin último de su existencia el rendimiento financiero y la obtención de utilidades, sino lograr mejores beneficios para un mayor número de pequeños productores y de sus comunidades, para los consumidores finales y para el desarrollo ecológico, social y culturalmente sustentable.

Las empresas sociales en México

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en su artículo 25, relativo al sector social de la economía, incluye como parte de este sector a “los ejidos, organizaciones de trabajadores, cooperativas, comunidades, empresas que pertenezcan mayoritaria o exclusivamente a los trabajadores y, en general, todas las formas de organización social para la producción, distribución y consumo de bienes y servicios socialmente necesarios”.

La empresa social ha sido definida en México por la Coordinación General del Programa Nacional de Apoyo para las Empresas de Solidaridad, como “una entidad económica confirmada como persona moral que agrupa a personas del sector social, unidas en torno a una actividad productiva común; con una estructura empresarial propia; orientada a elevar la calidad de vida de sus socios, de sus familias y desarrollar compromisos con su comunidad; que se fundamenta en los principios sociales de solidaridad, subsidiaridad, democracia, libertad de asociación, organización y liderazgo; incluyendo las figuras asociativas productivas de segundo y tercer nivel que integren entre sí y/o con otros actores económicos del sector social” ².

En México, como en otras regiones del mundo, las empresas sociales han pasado por periodos de expansión y auge, han sido modelo de desarrollo a seguir, pero también han tenido periodos que han provocado desaliento en sus asociados y defensores, por desvíos y fracasos. Hoy en día, muchas lecciones han sido aprendidas, dando una perspectiva alentadora para este tipo de empresas. La interrelación de numerosos factores internos y externos determina que las empresas sociales, como cualquier tipo de empresa, sean o no exitosas. Se presentan a continuación los principales factores identificados que explican la fortaleza y buen desempeño de las empresas sociales que se han desarrollado exitosamente³.

1. Organización: Se refiere a la relación organizativa que tiene la empresa como la participación de los socios, niveles democráticos en la toma de decisiones, liderazgo y cohesión.

2. Capacidad empresarial: Se refiere a las empresas cuya cultura se transformó de productor a empresario.

3. Desarrollo de productos: Empresas que se han fortalecido al realizar la diversificación de productos, innovación y diseño de empaques, selección y transformación de materias primas.

4. Innovación y uso de tecnologías avanzadas: Son las empresas sociales que hayan creado y utilicen actualmente un proceso o varios con tecnología.

5. Comercialización: Son empresas que han logrado integrar la producción a la distribución.

6. Impacto social comunitario: Son empresas consideradas ejemplo en sus comunidades por ser generadoras de empleo y/o dan servicios a la comunidad.

7. Integración ecológica con el medio ambiente: Son empresas comprometidas con la ecología utilizando tecnología amigable con el medio ambiente.

8. Rentabilidad y fortalecimiento financiero: Empresas que han logrado disminuir el gasto de operación y los costos de producción en forma significativa.

9. Equidad de género: Empresas que brindan iguales oportunidades de trabajo y desarrollo a las mujeres y a los hombres.

10. Integración de cadenas productivas: Son aquellas empresas que han unido sus esfuerzos para compactar la oferta.

11. Impacto en el desarrollo regional: Empresas que detonan vocaciones productivas locales, crean mecanismos reguladores de precios, promueven el arraigo en los habitantes.

A pesar de ser muchos los factores que pueden caracterizar a las empresas sociales exitosas y su contribución al fortalecimiento de la economía y en particular del sector social, son tres los factores que más inciden en su desarrollo, dicho por los mismos empresarios sociales y son: el desarrollo de productos, impacto social comunitario y organización.

¹ Foro Internacional de Economía Social y Solidaria. Memoria, Coordinación General del Programa Nacional de Apoyo para Empresas de Solidaridad (FONAES), Secretaría de Economía, México, 2002.
² Definición tomada de las Reglas de Operación FONAES 2003, publicadas en el Diario Oficial de la Federación el 23 de julio del 2003.
³ La información que se presenta es resultado de una investigación realizada entre las 106 empresas sociales participantes en el Encuentro Nacional de Empresas Sociales Exitosas FONAES 2003.

 

Imprimir este artículo