Publicado el: 4 enero, 2017

La cancelación de la planta de Ford en San Luis Potosí debido a las presiones del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, ha tenido como consecuencia; entre otras cosas, la caída del peso. El empresario busca recortar impuestos y mantener las inversiones estadounidenses fuera de México.

El Gobierno de San Luis Potosí recibió ayer la noticia sobre la cancelación de una planta de la reconocida marca de autos Ford, misma que supondría una inversión de mil 600 millones de dólares y la generación de 2 mil 500 empleos en México, según dijo a la prensa local el titular de Economía, Ildefonso Guajardo.

El secretario aseguró que los gastos realizados por el estado serán compensados y espera que las diferentes corporaciones no se vean influidas en sus decisiones.

Después de la cancelación de la planta de Ford, Trump agradeció a la marca y advirtió que esto es sólo el inicio:

Thank you to Ford for scrapping a new plant in Mexico and creating 700 new jobs in the U.S. This is just the beginning – much more to follow

Cae el peso y también las inversiones

Una de las consecuencias próximas ante la decisión de Ford fue la inevitable caída del peso, combinada con el alza del dólar y el declive en los precios del petróleo.

Para la Secretaría de Economía en abril del 2016, la expectativa de la inversión extranjera directa para 2017 era de 31,201 millones de dólares, sin embargo la cifra podría caer a los 21,900 millones de dólares según el grupo financiero Banco BASE.

Trump amenaza a General Motors con gran impuesto fronterizo

No es la primera vez que el republicano critica a las empresas automotrices por maquilar en México.

En un tweet publicado ayer, el presidente electo amenazó a General Motors con aumentar los impuestos por sus modelos fabricados en México. Tras la publicación, las acciones de la GM cayeron un 1 por ciento.

En un comunicado General Motors mencionó que todos los modelos que se venden en Estados Unidos son fabricados en la planta de Ohio, a excepción de 4 mil 500 vehículos compactos.  Aún así señaló que buscará fabricar el modelo Cruze hatchback en México, para su comercialización en el mercado global.