Publicado el: 19 abril, 2017

Hace un tiempo, el empresario Carlos Slim recomendó diversificar las inversiones y acercarse a otros países. Del dicho al hecho ya hay 4,400 millones de pesos.

Esa es la cantidad que se invertirá bajo la alianza China-Japón-México, con la finalidad de ensamblar el primer vehículo ligero chino en territorio mexicano para el mercado local.

Giant Motors, Chori e Inbursa (propiedad de Slim) son las empresas que harán posible la producción de autos de la marca JAC en Ciudad Sahagún, Hidalgo.

Se ensamblarán 1,000 unidades a partir de este año y, hacia 2021, 10,000 vehículos subcompactos; aunque la planta de Giant, con asociación de JAC y Faw (marca de la cual ya se fabrican camiones en el estado), tendrá capacidad para producir 40,000 unidades. Este proyecto generará 1,000 empleos directos y 4,500 indirectos.

¡Sobre ruedas!

Fuente: El Economista