Publicado el: 6 diciembre, 2017

El Diamante de México se sitúa sobre el triángulo de crecimiento mexicano, que engloba el área con mayor densidad de ciudades en el país. Está conformado por las urbes de Guadalajara, Aguascalientes, San Luis Potosí, Querétaro, Morelia y la megalópolis de México.

La región ocupa aproximadamente el 17 por ciento de la superficie de la República Mexicana. En ella, es generado el 51 por ciento del PIB mexicano y viven 50.2 millones de personas, es decir, el 44.7 por ciento de la población nacional.

Su nombre se debe a que la distancia entre las ciudades, situadas en sus vértices contiguos, es de apenas 250 kilómetros, y si se les uniera con líneas formarían una especie de rombo. Pero no sólo por esto se le denomina así: su infraestructura, activos productivos y servicios de alto nivel, lo convierten en un espacio con una sólida armadura urbana sobre la cual se sustenta su desarrollo económico.

Otro elemento clave de la zona es la conectividad interna que se basa en su sistema aeroportuario. En la actualidad, existen diez aeropuertos internacionales, y el de Benito Juárez (Ciudad de México) es el más importante con aproximadamente 24 millones de pasajeros al año, de los cuales 8 millones corresponden a vuelos internacionales. La conexión de este aeropuerto con Guadalajara mueve a más de 1.6 millones de pasajeros anuales, mientras que con León transporta a unos 230,000.

Fundación Metrópoli asegura que existe la posibilidad de articular los principales nodos urbanos del Diamante por medio del ferrocarril de alta velocidad, el cual es el transporte interurbano más eficaz y con mayor capacidad de conectar sistemas urbanos policéntricos; sin embargo, para ser viable y atractivo, precisa de determinadas condiciones, como alta densidad de población y, un flujo de tráfico estable y de gran volumen.

En este sentido, Aguascalientes debe fortalecerse y para lograrlo, tendría que impulsar procesos de desarrollo en los ámbitos rurales y facilitar estrategias de integración en las relaciones con León, Querétaro, San Luis Potosí y Guadalajara.

Las empresas en el Diamante de México

El Diamante de México cuenta con el 43.25 por ciento del total de empresas asentadas en territorio mexicano. Los negocios más grandes tienden a establecerse más en la zona: registra el 46.64 por ciento de unidades económicas con más de 250 empleados; el 44.05 por ciento, con entre 100 y 250 trabajadores; y el 38.93 por ciento, con 51 a 100 empleados.

Los sectores predominantes de la región son el automotor, el alimentario y el textil, según el DENUE.

La industria automotriz registra 888 compañías establecidas en todo el país y el Diamante de México tiene 444 de estas empresas. Así pues, una de cada dos firmas de este ramo, las cuales contratan de 51 a más personas, se encuentra en la cuarta parte de los estados mexicanos.

Algo muy similar sucede con el sector de los alimentos. Los negocios agroindustriales, con 51 o más empleados, suman 1,464 a nivel nacional y el 56 por ciento de estos (821 unidades) se localiza en el Diamante. Quince de ellos, de gran envergadura, están en Aguascalientes.

En cuanto a la industria textil o del vestido, el DENUE registra 761 grandes firmas ubicadas en México. El 47.56 por ciento (362 empresas) están en el Diamante; pero el territorio hidrocálido sólo tiene 23 de ellas, las cuales corresponden a un poco más del 3 por ciento del total.

Aguascalientes debe integrarse a la región con mayores expectativas. Se está consolidando un corredor de transporte de alta capacidad a lo largo del Bajío y también, su línea ferroviaria deberá ser bifurcada en forma multimodal hacia los diferentes ejes que conectan con los estados centrales de México y Estados Unidos.

Comparativo internacional del Diamante de México

La Fundación Metrópoli destaca que la relevancia global de la zona se pone en evidencia al comparar sus variables básicas con otros espacios del contexto global.

  • En términos de población, si el Diamante de México fuera un país ocuparía la posición 25. 
  • Tiene un tamaño demográfico similar al de Sudáfrica y algo mayor al de Corea del Sur, Colombia y España. 
  •  En cuanto a la producción económica, el Diamante de México sería la nación número 20 por valor total de su Producto Interno Bruto. 
  • Su posición sería la misma que ocupa Suiza y su producción total resultaría superior a la de Bélgica, Suecia, Polonia y Arabia Saudita.