Publicado el: 29 junio, 2016

En México diariamente se recolectan 130 millones de kilos de residuos sólidos urbanos, sin contar los desechos de las industrias, lo suficiente para llenar 365 estadios de futbol cada año, uno por día.

Más de la mitad de esta basura termina en vertederos a cielo abierto, causando contaminación a subsuelos, aguas subterráneas, aire  y además afecta a la sociedad, higiene y salud de cada uno de nosotros.

“Waste to Diesel” es el proyecto de Uwe Rolli, un emprendedor alemán que llegó a México hace más de 20 años, con el que busca reducir la contaminación ambiental sin explotar los recursos naturales al transformar la basura en diésel sintético de alta calidad.

A través de Gammakat –su empresa- Rolli transforma la basura en un combustible bajo en azufre y sin lodos, características que permiten una mejor combustión del motor en los vehículos, así como una reducción considerable de los gases del escape y un eficiente consumo del inflamable. Esta empresa forma parte del Instituto Irrazonable 2016.

“Queremos un medio ambiente sin contaminación transformando la basura en Diesel Sintético de alta calidad para comenzar con la limpieza de México. Los esfuerzos  principales de nuestro proyecto están enfocados en reducir las enormes montañas de basura en México sin provocar más daños al medio ambiente”, comentó Rolli.

Inicialmente “Waste to Diesel” elimina unas 20 toneladas de basura por día, produciendo 6,500 litros de Diesel al día para empresas de transporte. Cada tonelada de basura equivale a 1.8 toneladas de CO2.

¿Cómo funciona?

Reciben los residuos municipales en la planta de reciclaje de su socio estratégico. En esta planta se selecciona la basura reciclable (+/- el 15%), una gran parte de la merma orgánica va a un Biodigestor donde se produce gas metano para generar 3.5 MW/h de electricidad y los lodos finales se transforman en composta.

La merma que no se puede aprovechar con las tecnologías más conocidas es seleccionada y transformada en materia prima apta para ser transformada en Diesel de muy alta calidad (no es biodiesel). El calor del proceso llega a máximo 360 grados, lo que garantiza que no se liberen gases o humos tóxicos en la transformación.

“Desde niño tengo una gran pasión por el medio ambiente y mi experiencia me hizo entender que en México cada día tiramos 130 millones de kilos de basura. La visión de nuestro equipo es eliminar toda la basura en México sin provocar más contaminaciones. Nuestras generaciones han ensuciado el planeta provocando una contaminación sin igual pero ahora tenemos los medios para comenzar con la limpieza”, expresó el empresario.

Con todas estas tecnologías, Rolli consolidará el primer parque ecológico en toda América Latina con el concepto cero basura.