Publicado el: 19 Abril, 2017

Además de ser un mentor 02X, José de la Mora de Ávila es abogado y profesor de la UP. En 2002, abrió su propio despacho, De la Mora de Ávila & Asociados, Firma de Abogados; y en 2016, le fue asignada la notaría pública número 64. 

¿Qué es lo que haces?

Durante 17 años he asesorado, como abogado litigante, a personas físicas, morales y entes públicos; he tenido el honor de representarlos en procedimientos judiciales civiles, mercantiles y corporativos. Recientemente, fui nombrado notario público número 64 para el estado de Aguascalientes.

¿Por qué crees que eres uno de los líderes más importantes para la siguiente década en la región?

Considero que el liderazgo se logra con mucho tiempo de trabajo y siempre se basa en esfuerzo; pero sobre todo en resultados.

¿Qué es lo que más te apasiona de tu trabajo?

La estrategia, el poder lograr los objetivos de nuestros clientes con base a estudio y análisis, que generalmente se tienen que hacer en tiempos muy limitados.

¿Cómo estás transformando tu sector?

Con servicio profesional y ética; pero sobre todo, actuando con base a las virtudes cardinales que parecen olvidarse en estas materias: prudencia, justicia, fortaleza y templanza.

¿Cómo será tu despacho en los próximos cinco años?

Recientemente tuvimos que pasar por un proceso adelantado parecido al de entrada de una segunda generación; sin embargo, el equipo siempre le apostó, desde el inicio, a los modelos corporativos formales, en los cuales siempre estuvo muy claro el organigrama jerárquico y las actividades de cada uno de los integrantes, por lo que en cinco años estoy seguro de que tendremos al menos el doble de socios y asociados, además de tener una mayor representación de la que ya tenemos en otros estados mediante socios estratégicos.

Como joven líder en tu ámbito profesional, ¿cuáles han sido tus más grandes cualidades?

Ser paciente e incluyente. La paciencia de crecer a un ritmo en ocasiones muy lento, en un ambiente competido y complicado, que a veces te pone la tentación de rebasar por la izquierda. La inclusión al reconocer a los colaboradores valiosos, invitándolos como socios en un medio donde las sociedades son muy complicadas, como dice uno de mis mentores: “No puedes multiplicar si no sabes previamente dividir”.

¿Cuál ha sido la decisión más difícil que has tenido que tomar en tu empresa?

Siempre he creído que no puedes olvidar quién eres, a dónde vas y, sobre todo, de dónde vienes. Al inicio las cosas fueron muy complicadas, no lograba captar clientes que sufragaran los gastos y más de una vez estuve tentado a emplearme; pero la esperanza en el sueño de ser alguien en el medio me ayudó a tomar la difícil decisión de continuar.

¿Qué es lo que te gusta más y qué es lo que te gusta menos de los baby boomers?

El concepto tiene varias interpretaciones. Si tomamos en cuenta que es aquella generación de la posguerra, es decir, la generación de mis padres, lo que más me gusta y más admiro, es que se criaron en un mundo destrozado. Ha sido una generación que creció en un ambiente de miedo y tuvieron que sobrepasar muchos obstáculos económicos y sociales. No puedo hablar de algo que no me guste, porque cada quien es según sus circunstancias, diría José Ortega y Gasset. Lo lamentable es que quizá es una generación muy dura con ella misma, el deber siempre se antepone a la felicidad.

¿Y de la generación X?

Aunque no me identifico con el adjetivo, yo formaría parte de esta generación. Creo que de mi generación me gusta que ha sido la de la conciencia ecológica, la socialización de la tecnología, la socialización del turismo mundial, el redescubrimiento del concepto de felicidad como prototipo de vida; sin embargo, esto ha traído otros bemoles que no me gustan, como la pérdida de la conciencia de las épocas de crisis y por tanto, la pérdida de responsabilidad, lo cual ha forjado un hedonismo desmedido que seguramente ocasionará que esta involución nos obligue a repetir épocas dolorosas en el mundo.

¿Cuáles crees que son las principales ventajas de tu generación?

La tecnología, el internet y el uso de la computadora personal, incluidos los smartphones. Todo esto te permite estar conectado con el mundo y tener una visión periférica de lo mejor y de lo peor. Ahora no hay pretexto para ser eficiente, tenemos a la mano más de 2,000 años de conocimiento.

Eres fan de…

En orden de importancia de mi familia, mi trabajo, la tauromaquia, el golf y el fútbol. Si solo hablamos de hobbies, soy taurino de corazón, me relaja mucho jugar golf y me encanta ver jugar al Real Madrid.

Un guilty pleasure

Comer y beber. Disfruto cada comida y me encanta el vino tinto y el whisky.

Tus principales pasiones…

Mi familia, esposa, papás, hermanos y, sobre todo, mis hijos; jamás pensé que se podría querer a alguien así, aunque se lea como cliché.

Después de ellos, me apasiona el derecho, amo mi trabajo y amo dar clases; soy catedrático de la UP desde hace 13 años. He disfrutado al máximo la bendición de hacer lo que me gusta, como dice el licenciado José Manuel Ávila Padilla, mi primer jefe en el ámbito jurídico: “El derecho da de comer, pero no quita el hambre; lo amas, pero en ocasiones te hace llorar; es celoso y te obliga a estar actualizado”.