Publicado el: 22 Agosto, 2016

Normalmente, Leonel Navarro se levanta a las 6 de la mañana, desayuna y se dirige al trabajo. En la primera media hora que está en la oficina, ordena todas sus actividades. Otros días varía un poco su rutina, por ejemplo, cuando tiene que viajar se levanta a las tres de la mañana.

Dice que su mayor reto es la actualización constante. Como director de seguridad de la información en Softtek, debe estar al tanto de cómo evolucionan las amenazas que pueden vulnerar los sistemas de información de los clientes.

“Prepárate. Siempre vas a competir y siempre va a haber alguien mejor que tú. No te duermas en tus laureles”.

“Lo más importante es trabajar en un equipo balanceado. Que no sea un grupo de héroes, sino que entre todos logren sacar las cosas de acuerdo a sus cualidades”, asevera.

Le gusta nadar y trata de hacerlo al menos tres veces por semana: “El hecho de estar en el agua y que todo tu cuerpo se relaje es muy reconfortante. Me relaja mucho, me ayuda a pensar y meditar las cosas”.

Uno de sus libros favoritos es Ghost in the wires de Kevin Mitnick. En él, el autor cuenta sus experiencias a partir de que empezó a hackear redes telefónicas en Estados Unidos. Otro de sus preferidos es How will you measure your life? de Clayton Christensen, reflexión en la cual un maestro de Harvard le sigue el rastro a sus alumnos y analiza sus vidas después de la universidad.

Le gustan las películas independientes; su favorita es la trilogía Tres colores de Krzysztof Kieślowski, tres historias completamente diferentes que se enlazan entre sí con algunas pistas.

Colecciona postales y litografías. Para él, es como conservar un momento de un lugar específico; cree que a lo mejor puedes regresar a ese sitio, pero no a ese momento.

Cinco hábitos que lo hacen ser él

  • Escuchar música
  • Reírse y ser positivo
  • Disfrutar la comida
  • Nadar
  • Leer (lo que lees hoy, influye en quien serás en cinco años)

“Prepárate. Siempre vas a competir y siempre va a haber alguien mejor que tú. No te duermas en tus laureles”, es su frase fetiche.