Publicado el: 16 mayo, 2017

Hoy Viridiana Álvarez se convirtió en la séptima mexicana y la primer hidrocálida en llegar a la cima del monte Everest (vertiente Sur) en una impresionante travesía de 2 meses de duración.

Al tiempo que cumplió 34 años de edad, Viridiana recibió el mejor regalo de cumpleaños: llegar a la cúspide de la montaña más alta del planeta (8.848 metros). En punto de las 9:45 de la mañana la alpinista hidrocálida coronó la punta del Everest con la bandera de México.

La hazaña forma parte del proyecto “Mujeres en la Cima” de la fundación ION que Viridiana preside y que busca motivar a mujeres jóvenes a seguir adelante y no rendirse ante nada.

Aquí hacemos un recuento de la preparación de Viridiana para este importante reto:

El 7 de abril de 2017 Viridiana emprendió su viaje

“Los pequeños detalles son grandes en la montaña, olvidar un par de guantes puede representarlo todo. Lo mejor fue empezar esta aventura sobrevolando Katmandú y estar a la altura de las montañas”, escribió en su página de Facebook.

Un día después, el equipo inició una expedición cercana al monte

“Salimos de Phakdingma 2,500m a Namche Bazar 3,440m en una caminata de 8 horas, 1,174 asenso 445 descenso, 20.51 km. Pasando por puentes colgantes y un paisaje increíble. Es como vivir mi propia película”.

Una larga caminata hasta el campamento (22 de abril)

“No puedo describir la sensación al ir acercándome al campamento base del Everest, hace mucho que no sentía mariposas en el estomago 😍. Es diferente a cualquier otro y es inmenso”.

Un vistazo al imponente Monte Everest

“Hicimos un trekking de 5 horas a Pumori, una montaña que está enfrente del Everest. Desde ahí pudimos ver la cima de Lhotse y Everest, al igual que el camino que tomaremos. La sesión de fotos no podía faltar 😉. Después un baño, cenar, juego de cartas y a dormir”.

El fin de la aclimatación antes de la última subida a la cima (1 mayo)

“De regreso a Campamento base. El camino es largo pero de bajada es aparentemente más sencillo, la sobre-confianza es el mejor amigo del error cuando se está bajando, tuve en mente eso todo el tiempo porque el glaciar que es la parte más riesgosa, no le importa si vas subiendo o bajando. El icefall estaba diferente y así será cada vez que cruce. Feliz de regresar a las “semi-comodidades” de campamento base y de completar la aclimatación para la cima”.

Segunda Rotación

“Después de 10 días de espera en que arreglen las cuerdas de la cima y del buen clima, hemos decidido subir a campamento 3 nuevamente para aclimatar y estar listo para la cima. Pido mucho su oración. Nos vemos pronto. Familia, amigos los quiero mucho. PD: Pasaré mi cumpleaños en el Everest!!”